Taller Microrrelatos en el LAC

Continuamos con nuestra colaboración veraniega con los MIÉRCOLES DEL LAC
En esta ocasión os invitamos a participar en nuestro próximo taller de MICRORRELATOS el miércoles 31 de julio a partir de las 19 horas.
Si te gusta escribir te van a dar unas pautas para poder construir microrrelatos, una tendencia cada vez más extendida dentro de la literatura
Gratis y libre.

Con  Asensio Piqueras y Sergio Reyes

Y un microrrelato con autor de artista plástico Álvaro Peña

ENTRE LO NATURAL Y PASIONAL

Te pintaré, sé que te irás, pero te atraparé entre mis pinceles.

Eres tan exquisita, especial, natural.

Te comeré, querida manzana.

Dos microrrelatos de nuestro querido amigo Miguel Ángel Espin

EL SUEÑO.

Era una manzana roja, redonda y pequeña, pariente lejana de las Golden y las Reineta, que aún no había madurado lo suficiente, debido principalmente a su corta edad, seguía colgada del árbol y soñaba con hacer grandes cosas en su madurez, y no terminar como todas en una frutería, y soñando con sus fantasías se durmió plácidamente; cuando despertó algo en ella era  diferente, había cambiado totalmente, ahora estaba en el interior de una botella de cristal, y  ya no era una manzana, se había convertido en sidra.

EN CUESTIÓN DE SEGUNDOS.

Todo puede cambiar en un momento, en un minuto, en un instante e incluso en un segundo, aquella era la mejor época de su vida, se sentía feliz, le habían ascendido en el trabajo, subido el sueldo, y dado un coche de empresa, se había casado en primavera, de viaje de novios hicieron una ruta turística por asía, y fue tal y como había soñado; ya en otoño su esposa le anunció que estaba embarazada, y que esperaba dar a luz a una niña, tal y como siempre él había deseado; pero toda esa alegría se esfumo cuando fue a visitar al médico para recibir los resultados de su reconocimiento, su cara cambio en cuestión de segundos, tenía cáncer.

 

Microrrelato Pepa Sánchez 

ÚLTIMAS PALABRAS

«Hoy es jueves, como aquel jueves que no olvidaré jamás.
Salí a la calle ilusionada porque tenía una cita que deseaba hacía tanto tanto tiempo. Llevaba mi mejor vestido (ese color rojo que me sentaba tan bien) y los zapatos a juego, con ese tacón de vértigo.
Antes de salir a la calle mi madre me dijo algo, pero como siempre no la escuché; me gritaba como una loca, pero yo no le hice caso. Cuando doblaba la esquina me di cuenta de que estaba lloviendo a cántaros. Sin saber cómo estaba hecha un cisco; mi pelo, vestido, zapatos empapados… Hecha un desastre para mi cita. Entonces recordé las últimas palabras de mi madre:
—¿A dónde vas sin paraguas, loca, con la que está cayendo?»
Microrrelato de Sergio Reyes

LA CARTA

«Cuando entró en casa y la vio, supo que había llegado el momento de huir del país».
Microrrelatos de AIDA MARÍA MARTÍN CAPARRÓS

QUE NO TE ENGAÑE

Jugosa y rugosa. Dulce o envenenada. Pero siempre brillante en su color: verde, amarillo, rojo. ¡Ten cuidado si muerdes la roja! Podría ser letal.

 

MI VIEJA AMIGA AZABACHE

Pizpireta. Juguetona. Así era ella. La reina de la casa. Solía acompañarme en mis cálidos paseos estivales, siempre  unos pasos delante de mí. Vigilante, atenta a cualquier peligro al acecho. Y al volver a casa, ya descansadas las dos, se acurrucaba junto a mí para darme su abrigo.