Ganadores Certamen de Poesía La Alberca 2018

Lista de ganadores y poemas finalistas Certamen de Poesía La Alberca

Aquí os dejamos el fallo oficial del I Certamen de Poesía de la Feria del libro de La Alberca 2018.

Como siempre agradecer la participación de todos los que habéis decidido enviar vuestros poemas. Queremos destacar la gran calidad de todos los trabajos, y os animamos a que sigáis participando en nuestros próximos certámenes de literatura (prosa, relato corto, novela, o poesía).

Destacar que hemos obtenido manuscritos de todas las partes de España y el índice de participación ha sido muy alto.

El jurado ha decidido por unanimidad:

Categoría Adultos 2018

Primer Premio Certamen Poesía adultos Palin 2.018
Javier Gutiérrez Coronado
Gévora (Badajoz)
Poemas: AD-VERSO

Finalista Certamen Poesía adulto
Claudia Coretti Desviat
Madrid
Poema: Adiós, lo siento

Categoría Infantil 2018

Primer Premio Certamen Poesía infantil
Inés Rodríguez Rivera
Fuensalida (Toledo)
Poema: Tercer mundo

Finalista Certamen Poesía infantil
Andrés Otero Vizoso
Sanxenxo (Pontevedra)
Poema: Dolor intenso

Poemas ganadores y finalistas

Adiós, lo siento (Claudia Coretti Desviat)

Jamás creí que te irías.

Ojos grandes como el mar

mirando más allá

de mi corazón embravecido.

Nunca me paré a pensar

En cuanto dolería

Un simple adiós.

Olas que rompen las rocas,

Pies descalzos,

Manos frías.

Morir por amor no es morir,

Solo lágrimas

En el océano.

-Silencio.-

El mundo calla y yo,

Tan solo pienso.

Dolor Intenso (Andrés Otero Vizoso)

Nubarrones negros que cubren el cielo azul.

Únicamente llamas gigantes.

No lo olvidaremos nunca,

coged a esos locos que causaron esa tragedia.

Agua salvadora llega ya.

Más no por favor u os vais a enterar.

Al menos aún quedan almas esperanzadoras,

terminemos de una vez con esta pesadilla ardiente.

ADVERSO (Javier Gutiérrez Coronado)

Me acostumbré a ser la gota de agua que no colma el vaso,

la aguja que se encuentra en un pajar,

un maestrillo sin librillo,

oveja sin pareja y mochuelo sin olivo.

Fui como el agua que se bebe y no se deja correr,

un árbol cuya sombra no cobija,

un entendedor que necesitaba muchas palabras,

un gran mal sin un gran remedio.

No presumía de nada y carecía de mucho,

siempre preferí cien pájaros volando,

fui avaricioso y no rompí el saco,

ladré y mordí.

Perdí la esperanza en primer lugar,

ni corría ni volaba,

me dijeron palabras necias y las escuché,

avisé y traicioné.

Fui diferente perro con el mismo collar,

fui todo lo contrario a lo que el mundo quería,

fui feliz,

fui yo.

Tercer Mundo (Inés Rodríguez Rivera)

Por mi beber de charcos de lodo,

Por mi padecimiento con remedio,

Por los auxilios de faltos arbitrios,

Por los óbitos que muchos desoyen,

Por mi promesa de vida, que tuya es el doble,

Por mi vestido andrajoso,

Por mi hábito de escasez y apetito,

Por el grito sin sentencia,

Por mi dicción asfixiante debido a la blandura,

Por agonizar para poder instruirme,

Por nombrar hogar a una zahúrda,

Por ser causa en más de la mitad del globo,

Por tener pánico de concebir a mi fruto,

Por ser cautivo de mi propia subsistencia,

Por no conocer lo que es ser,

Por enlazarme a un extraño,

Por mis dominios, que son hallazgos del suelo,

Por bregar desde antes de la puericia,

Por mi universo de tonos cenizas,

Por la perturbación de mi crecer,

Por los que suponen que soy inferior, infecto e innecesario,

Por la diferencia social que no merezco,

Por no dominar mi ventura,

Por mi cuna adulterada,

Por mi armazón y sostén, que exhibe mi carencia de recursos,

Por alguna multitud, que tiene mi sangre en sus manos y lo desconoce,

Por haber nacido en el tercer mundo.